Videos

En mi experiencia como Educadora Somática he facilitado y atestiguado procesos de recuperación profunda en muchas personas a través de la práctica del movimiento consciente: aumento de la autoconfianza y profundización de la consciencia sobre sí, a la vez que encuentran más opciones para relacionarse con ellos mismos y los demás.

Desde la concepción hasta la vejez, podemos ser empoderados por la Educación Somática. El cuerpo es un aspecto fundamental de nuestra existencia y una gran puerta hacia la autotransformación. El trabajo consciente con el cuerpo también contribuye al florecimiento de nuestro ser, nos permite expresar plenamente quienes somos. Creando, moviéndonos, sanando, en relación con la gravedad y el espacio, la riqueza de conocer y vivenciar nuestras células a través del movimiento y el contacto manual, estimula la creación de relaciones armónicas.